“Déjame entrar en tu
paladar y te daré un trozo de mi alma”